RSS
16 Oct 2017

fraude en ciudad colonial

Author: Narciso Isa Conde | Filed under: Tiro al Blanco

 

EL FRAUDULENTO “PLAN DE RESCATE” DE LA CIUDAD COLONIAL.

clip_image002

Por Narciso Isa Conde

Escribo, nueva vez, como residente de la Ciudad Colonial.

No han válido mis reiteradas denuncias y las de otras personas y medios.

Las autoridades corruptas -protegidas por el blindaje de la impunidad- no tienen ojos para ver ni oídos para escuchar, ni boca para responder a lo que justamente se le reclama. Los cinco sentidos solo le sirven para robar, estafar, abusar y ocultar sus entuertos dolosos.

Lo que acontece con el llamado “rescate” y reconstrucción de vías de la Ciudad Colonial de la Capital dominicana es para indignar a todo mortal sensible. A mí, que lo sufro a diario, me subleva.

· LO ANUNCIADO.

A los residentes en el área inicial de remodelación, comprendida por la calle Arzobispo Meriño e Isabel la Católica entre Portes y Padre Billini, se nos dijo lo siguiente:

-Que la Ciudad Colonial (Intramuro) casi completa, desde la Emiliano Tejeda hasta la José Gabriel García y desde Las Damas a la Palo Hincado, estaba incluida en el Plan BID-Ministerio de Turismo- BID (ni la Alcaldía de Santo Domingo, ni Patrimonio Cultural cuentan en este delicado asunto).

-Que el BID, para esos fines, había concedido al Ministerio de Turismo un préstamo de 60 millones de dólares, de los cuales ya se contaba con la mitad de esa suma para “rescatar” la mitad del área total programada; incluido el cableado subterráneo. Y que a seguidas se erogaría el resto.

-Que la primera fase de esa mitad, esto es, la reconstrucción de las calles Meriño e Isabel la Católica y los tramos de calles que la cruzan desde Santa Bárbara hasta el Malecón, duraría de dos a tres meses y seis el cableado subterráneo.

· LO EJECUTADO.

Cuatro años después de iniciado ese plan, más allá de ciertas apariencias a primera vista, lo que realmente se ha hecho es mínimo y malo; sin que la sociedad dominicana sepa que se ha hecho con el total del préstamo y qué ha pasado con las graves irregularidades denunciadas y con las contrataciones, ya vigentes, ya rescindidas.

-En verdad, el número de las calles reconstruidas ni por asomo se acerca al contemplado en el plan a ejecutar con los primeros treinta millones de dólares.

-Los tendidos de electricidad, teléfonos y cables enmarañados singuen operando juntos a los viejos postes deteriorados. El trabajo de soterramiento del cableado se ejecuta con gran lentitud y a retazos.

-Las áreas remodeladas tienden a deteriorarse periódicamente por la mala calidad de las obras y de los materiales empleados: adoquines, tapas de registros, desagües, mojones…No han sido pocos los cambios, reparaciones y reemplazos.

-A consecuencia del trabajo medalaganario son frecuentes las interrupciones de fluido eléctrico y las averías de los servicios de comunicación. Todo sin previo aviso.

-Los contenedores de basura son escasos, anti-estéticos e inapropiados para la zona, lo que a su vez determina el derrame y depósito de basura directamente en las aceras; con sus derivadas de malos olores, insalubridad y marchado de los mosaicos de piedra.

-El diseño que situó al mismo nivel aceras anchísimas y calles estrechas, sin demarcaciones ni barreras bien colocadas, posibilita que motocicletas y bicicletas transiten por las aceras poniendo en riesgo la integridad física de los peatones. Y no han valido las reiteradas alarmas para que se le busque solución a ese gravísimo problema.

A esto se agregan los entaponamientos, descargas obstructivas de mercancías, aparcamientos indebidos, contaminación sónica… generado por ese absurdo modelo de reconstrucción. ¡Hasta el trencito turístico de la zona se torna en un factor que afecta la fluidez de la circulación!

-El déficit de parqueo se ha potenciado con calles de un solo carril, además de la gran insuficiencia de parqueos municipales y privados en una etapa de incremento de las visitas a la Ciudad Colonial.

-La imprevisión y la improvisación se han convertido en permanentes atributos del plan de remodelación. El colapso del Hotel Francés es una penosa consecuencia de esa realidad, mientras el frustrado intento de dañar las Ruinas de San Francisco con una mole de hormigón, devela la mentalidad banal de sus auspiciadores.

-El diseño de remodelación se evidencia cada vez más como un proyecto fundamentalmente turístico para disfrute de elites sociales y sectores medios de altos ingresos. El mismo ocasiona numerosos inconvenientes a los residentes y operadores de los pequeños negocios tradicionales de la zona (imprentas, librerías, tiendas, colmados, salas de teatro, centros de artesanía, fotocopiadoras…).

Inconvenientes que presionan su retirada y su quiebra en dirección a convertir este hermoso pedazo de la urbe capitalina en una especie de “zona rosa”, espacio de bares, restaurantes, hostales turísticos, centros de servicios para visitantes y negocios encubiertos de prostitución y droga, con precios prohibitivos para la clase trabajadora y los sectores populares.

A la vez la cruel historia de la conquista y colonización, y la epopeya de la independencia y la Revolución y Guerra Patria de 1965, pretenden ser borradas de sus muros y edificaciones para que no toquen la conciencia de sus visitantes.

-Remodelada solo una parte reducida del área colonial, convertidas de más en más en zona de diversión, el gran flujo de personas que logran convocar sus atractivos, se ha concentrado en los últimos tres años en unas pocas calles de la Ciudad Colonial; lo que a la vez la atiborra -especialmente de noche y sobre todo los días jueves, viernes y sábado- de vehículos y personas… hasta generar tapones mayores y crear graves problemas para el aparcamiento.

-Apena el lamentable estado de deterioro en que se encuentra el Parqueo Padre Billini, incluido el muro que lo rodea que acogió la primera universidad del “nuevo mundo”. Igual la intercepción de la calle Mercedes con Hostos, Santa Bárbara y otros muchos puntos de la Ciudad Colonial

-Los colores y letreros de mal gusto abundan sin regulación alguna.

-La calle El Conde da lástima por el abandono, los malos olores y la suciedad que padece.

-El parquecito Padre Billini está prácticamente privatizado por dos restaurantes lujosos, mientras los desprotegidos tienen que cerrar sus puertas.

———————————-

La Ciudad Colonial está siendo vaciada de pueblo y contenido, y traspasada parcialmente a magnates y negociantes de bienes raíces y paquetes turísticos.

Y mientras tanto la Alcadía de Santo Domingo, Patrimonio Cultural y Monumentos Históricos renuncian a sus roles de ley y se lavan las manos como Pilatos, permitiendo que ese funesto Plan del Ministerio de Turismo, hoy capitaneado por un político que no puede justificar la enorme fortuna que detenta, forjada espuriamente bajo los sucesivos reinados corruptos de Leonel Fernández y Danilo Medina. ¡ATENCIÓN MARCHA VERDE! (PORTAL: z101digital.com, 15, 16, 17… octubre 2017)

Comentarios

Comentarios