RSS
9 Ago 2016

El análisis de James Petras en CX36, 1 de agosto de 2016

Author: Narciso Isa Conde | Filed under: Tiro al Blanco

“EL PRESUPUESTO PERJUDICA A LOS TRABAJADORES, AL MISMO TIEMPO QUE TABARÉ BUSCA FAVORECER A LOS CAPITALES EXTRANJEROS”

clip_image002Lo que está pasando en el Mercosur surge por la oposición “que existe entre Brasil y Argentina y tal vez Uruguay contra Venezuela”, dijo el sociólogo norteamericano, profesor James Petras, en CX36. Al respecto señaló que el bloque regional está en declive porque “los principales políticos en estos países están en la búsqueda de capitales extranjeros” y “han debilitado cualquier concepto de utilizar los Estados, las empresas estatales para fortalecer una política continental regional”. Este “proceso de retroceso” “va a tener repercusiones sobre pensiones, salarios, etc.” como pasa en Uruguay “donde los últimos presupuestos del gobierno han perjudicado a los trabajadores, al mismo tiempo que Tabaré busca favorecer a los grandes capitales extranjeros. Lo mismo está pasando en Argentina y Brasil”, afirmó. Petras habló también de la situación en Turquía, las razones de las acusaciones de Hillary Clinton contra Rusia y de lo que se viene en Perú con el nuevo gobierno. Transcribimos el análisis de James Petras que puede volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/audicion-james-petras-01-08-2016-audios-mp3_rf_12404698_1.html

Efraín Chury Iribarne: James Petras, te habla Chury, el gusto de recibirte aquí a través de Radio Centenario de Montevideo, Uruguay. ¿Cómo estás?

James Petras: Estamos bien Chury. ¿Cómo andan ustedes?

EChI: Bueno, nosotros estamos en emisión continuada del estudio de la Rendición de Cuentas, una cosa bastante doméstica más allá de las influencias internacionales que puede haber en la Rendición.

Lo primero que queríamos plantearte es que hay una denuncia de Hillary Clinton contra Rusia por intervención en las elecciones de EE.UU. a favor de Donald Trump.

JP: Sí, primero debemos decir que no hay ninguna muestra de información, no hay ninguna evidencia sobre las acusaciones de Hillary Clinton. Los mejores analistas dicen que los ataques a Rusia son simplemente una distracción sobre los verdaderos problemas de Hillary Clinton que son el escondido de documentos y las actuaciones ilegales que contaba durante su Secretaría de Estado.

Los informantes que tenemos aquí dicen que no muestran ninguna prueba contra Rusia y es simplemente un mecanismo para distraer la atención de los fallos en la complicidad de Hillary con todos los proyectos de guerra y las intervenciones utilizando su correo electrónico para hacer una política en la oscuridad.

Nadie quiere dar credibilidad de estas acusaciones más allá de los aficionados de Hillary que utilizan eso como publicidad en los medios de comunicación.

Donald Trump ha dicho que los informes sobre Rusia son falsos y deben investigar realmente los fallos en las políticas confidenciales de Hillary Clinton que utiliza una fundación con su marido para acumular una fortuna de miles y millones de dólares a partir de préstamos y regalos de grandes empresas y las grandes dictaduras en el mundo.

Y eso que sale hace pocos días pero desaparece la noticia cuando los medios empiezan a inventar esta acusación contra Rusia.

La campaña de Hillary Clinton es una de las más nefastas que hemos visto en los últimos años tratando de enfocar sobre Rusia, contra Putin una serie de acusaciones bélicas y acusaciones de agresiones y otros asuntos así.

Es una indicación de que la elección de Hillary Clinton va a intensificar la guerra fría y tal vez provocar una guerra caliente, es el peligro que tenemos en este momento.

EChI: Asumió el nuevo Presidente peruano ¿es un nuevo gobierno o será la continuidad?

JP: En un sentido es un continuismo y profundización del neoliberalismo, el nuevo presidente (Pedro) Kuczynski es un notorio ex funcionario del Banco Mundial, trabaja con el Fondo Monetario, han apoyado todos los banqueros que han tomado partido en la política de América Latina y en particular en Perú.

No es una figura demagógica, ha dicho lo que es, dice que va a estimular los grandes capitales a partir de incentivos y ofertas. No tiene ningún antecedente popular, no tiene ningún compromiso con los planes de bienestar social y no tiene ningún vínculo con las organizaciones populares.

Es una tragedia que en las elecciones pasadas un sector importante de la izquierda se prestó a apoyar al neoliberalismo contra lo que llaman ‘el candidato Fujimori’, el candidato de lo que llaman la narco-mafia del pasado.

Otra vez cayeron en el mal menor eligiendo a un capitalista neo-liberal contra otro capitalista corrupto. Y no creo que vayamos a encontrar ningún beneficio por ningún lado, Perú ya está afirmado completamente con el Tratado del Pacífico, han entregado las grandes fuentes de ingresos en la minería y van a hacer una política más allá de (Ollanta) Humala con una gran entrega de minería y desplazando las comunidades indígenas.

En este sentido Perú ya forma parte de este bloque neoliberal pro norteamericano que existe en América Latina.

EChI: El Mercosur ha tenido idas y venidas por el simple trámite de una Presidencia Pro Témpore de 6 meses. ¿Cómo analizas esto?

JP: Bueno, el Mercosur supuestamente era una organización a fomentar el intercambio regional, los alcances entre los diferentes países independientemente de las influencias externas de Europa, Norte América, Japón, etc.

El problema es que en los últimos años la tendencia regionalista se ha debilitado,.Hemos visto en los últimos meses, el último año, cómo los nuevos gobernantes de la derecha han tratado de firmar acuerdos independientemente del Mercosur.

El Mercosur está en declive, en el caso de Argentina busca fortalecer los lazos con Europa más allá de lo que existe entre Argentina, Brasil, Paraguay y los demás países. Y más que nada tenemos el problema de la oposición que existe entre Brasil y Argentina y tal vez Uruguay contra Venezuela, que es un afiliado, es un miembro, y es el Presidente pro témpore en este momento del Mercosur.

Pero el Mercosur como una organización dinámica está en declive por estas razones, la política interna determina los lazos externos. En el caso actual la política interna ha tomado un camino más hacia el liberalismo fuerte y ha dejado de buscar fórmulas para proyectos conjuntos coordinados entre los diferentes gobernantes y particularmente entre empresas estatales en la región.

El aumento del poder capital extranjero junto con los tratados externos en Europa y EE.UU. cada vez más se está dando otra fisionomía al Mercosur. Mercosur cada vez menos un proyecto de integración, más que nada son algunos acuerdos puntuales binacionales que podrían servir a intereses puntuales.

Pero como un gran proyecto, un nuevo horizonte para América Latina, ya está en declive.

EChI: Parece que por estar contra Venezuela la mayoría de los países del Mercosur hicieron cada vez menos creíble el propio bloque para negociar incluso internacionalmente.

JP: Sí, es cierto. Como decimos, los principales políticos en estos países, no tienen ningún proyecto interno ni regional. Están en la búsqueda de capitales extranjeros, están en la búsqueda de fortalecer los lazos comerciales afuera de la región, están en la búsqueda de fortalecer la presencia norteamericana y han debilitado cualquier concepto de utilizar los Estados, las empresas estatales como una forma de fortalecer una política continental regional. En este sentido estamos dando la vuelta a casi 20 años atrás, en la época de (el brasileño Fernando Henrique) Cardoso, (el argentino Carlos) Menem, (el uruguayo Julio María) Sanguinetti y los demás.

Es un proceso de retroceso que debemos reconocer y luchar contra. Y van a imponer condiciones cada vez más negativas sobre los salarios internos para atraer al capital extranjero y hacer más favorable las condiciones de los exportadores.

Entonces, el debilitamiento interno y regional va tener repercusiones sobre pensiones, salarios y otras condiciones internas. Como vemos incluso en el caso de Uruguay donde los últimos presupuestos del gobierno han perjudicado a los trabajadores y al mismo tiempo que Tabaré busca favorecer a los grandes capitales extranjeros, principalmente en el campo.

Lo mismo está pasando en Argentina y Brasil.

EChI: ¿Qué está pasando en Turquía?

JP: Turquía estaba en mi lista, y es muy importante re-analizando los últimos acontecimientos. Debemos entender que el golpe realmente era un golpe, el golpe de los gulenistas que era una formación política invisible paralelo al gobierno elegido de (Recep Tayyip) Erdogan. Y más allá de eso tenemos documentación que muestra que la CIA, el gobierno norteamericano, estaba apoyando a los golpistas de (Fethullah) Gulan para tumbar a Erdogan.

Y podríamos decir, ¿por qué Erdogan? Erdogan tenía sus propios proyectos agresivos en la región, ofrece competencia con Washington para ganar espacios y también estaba Erdogan tratando de acercarse otra vez con Rusia y dejar de ser el enemigo de Washington contra Rusia.

Entonces, en estas circunstancias, Washington que trabaja con los gulanistas por mucho tiempo, mal prepararon un golpe, se equivocaron pensando que la estructura administrativa militar de los gulanistas era posible conquistar el poder, que se equivocaran.

Y ahora queda Washington en una situación muy complicada, porque Gulan no tiene ningún respaldo, han sufrido una enorme purga de sus principales cuadros civiles, militares, administrativos, en los medios de comunicación.El gobierno paralelo está en decadencia, está en caída. Y Washington queda así en una situación donde la inteligencia de Erdogan ha descubierto los vínculos con Washington.

¿Ahora, qué va a hacer Erdogan en esta circunstancia?

Va a abandonar a Washington, han hecho algunas declaraciones, acusaciones. Pero más allá de eso, ¿qué alternativa tiene Erdogan? ¿Va a romper con Washington? ¿Va a acercarse a Rusia? ¿Va a tratar de mejorar las relaciones con Siria? Hasta ahora no hemos visto ninguna cosa concreta, sólo son las retóricas de Erdogan que consolida su poder. Han hecho una gran purga de los militares golpistas y los enemigos, pero más allá de eso no han dado un pronunciamiento de que hay un cambio en la forma que va a actuar hacia OTAN, hacia la Unión Europea.

Entonces, podría ser que Washington perdió un golpe, pero Washington es capaz de volver a hacer otro golpe. Lo hemos visto en otros países, cuando fracasa un golpe, podría buscar otra forma de hacerlo, incluso entre las fuerzas que están apoyando a Erdogan hoy podrían dar la vuelta y apoyar a Washington.

Pero en todo caso debemos reconocer que el golpe realmente fue una derrota para los EE.UU. Y Erdogan ha consolidado su poder en este contexto pero con nada claro ni positivo como resultado, lucha entre el imperialismo y un dictador no son exactamente las alternativas que queremos.

EChI: Bien Petras, pasamos a otros temas que tengas en agenda.

JP: Más allá de todo lo demás, quiero comentar sobre Brasil y Brasil y Venezuela.

Hemos visto cómo el golpe en Brasil no ha cambiado la actitud de muchos sectores populares, entonces, el fin de semana podríamos ver enormes manifestaciones pro y contra Rousseff, pro y contra los golpistas.

Es una situación civil pero parece más una guerra civil, porque las manifestaciones son cada vez más grandes y más polarizadas.

No digo que esté pendiente una guerra civil ni mucho menos un golpe de Estado, pero no hay ninguna estabilidad, es una situación polarizada con enorme inestabilidad y sin resolución del conflicto. Y eso podría avanzar.

Y si avanzan y las fuerzas siguen siendo polarizadas, cualquier resultado podría salir de eso. Posiblemente van a convocar a nuevas elecciones para determinar quién tiene realmente la capacidad de gobernar, pero en este momento la situación de inestabilidad y polarización define lo que existe en Brasil.

Y lo mismo pasa en Venezuela, la derecha podría tener la mayoría en el Parlamento, los chavistas el control en el gobierno ejecutivo, el proceso judicial también favorece a los chavistas y los norteamericanos siguen presionando y utilizando instrumentos económicos para desestabilizar al país.

El factor determinante hasta ahora son las Fuerzas Armadas que siguen respaldando al gobierno contra las muchedumbres que están saliendo en favor de la derecha.

Y otra vez es una situación inestable, no hay consolidación ni por un lado ni por el otro, ni hay posibilidades de formar un acuerdo sobre qué hacer sobre los problemas económicos. La derecha sigue tratando de usar la economía como un trampolín para tumbar al gobierno mientras los gobernantes utilizan las Fuerzas Armadas para controlar las fuerzas descontroladas de la derecha.

Y los EE.UU. sigue tratando de moverse entre el Ejército. Lo que buscan en este momento, como no pueden conseguir los resultados electorales que quieren, van a buscar otra forma de provocar un levantamiento militar o divisiones entre los militares.

Entonces, Washington sigue jugando el papel negativo en toda América Latina, apoyando a (el argentino Mauricio) Macri que está condonando a los golpistas encarcelados, los genocidas, apoyando a (Michel) Temer el golpista derechista en Brasil, y la derecha en Venezuela.

El enemigo de América Latina, en otras palabras, en estos países es los EE.UU. y los pueblos en América Latina dependen cada vez más de su propia capacidad de movilizarse para tratar de evitar un retorno de los días negros de los 90 y 80.

EChI: Muy bien Petras. Después de este preciso análisis que has hecho de varios desafíos internacionales, sólo me queda agradecerte mucho desde aquí desde Montevideo, Uruguay, desde Radio Centenario.

JP: Mucha gracias. Un abrazo, chau.

Comentarios

Comentarios