RSS
20 Nov 2017

CAPOS, IMPUNIDAD Y CHANTAJE

Author: Narciso Isa Conde | Filed under: Tiro al Blanco

 

CAPOS IMPUNES POR SU PODER DE CHANTAJE

Por Narciso Isa Conde

clip_image002

En estos días siguió su curso el sainete judicial sobre los sobornos de ODEBRECHT, luego de ser excluidas la sobrevaluaciones de contratos, los financiamientos electorales y el involucramiento del Presidente Medina y su equipo de gobierno en la gran estafa de Punta Catalina.

Recordamos que las dos figuras escogidas para darle relevancia al sainete, Ángel Rondón y Días Rúa, fueron las últimas en ser sacadas de Najayo, a seguidas de la chorrera de excarcelaciones a favor de casi todos los encartados.

Su liberación fue apelada, para guardar apariencias, por la Procuraduría General de la República. Se trató de un intento de darle un lustre a su maltrecha imagen.

Sabemos que su titular, Jean Alain Rodríguez, no puede rebasar la condición de títere del Presidente Medina que le fue asignada.

Todo ha sido previa y fríamente diseñado: la apelación simulada fue rechazada, ratificándose la libertad condicional de ambos personeros de las mafias en el poder.

Puro teatro.

Simulación descarada.

Que de poco sirven para esconder el fondo de la reiteración de una orden de libertad condicional destinada a favorecer la disolución de ese proceso al interior del tren judicial y a proteger a todos los originalmente inculpados, y muy especialmente a estos dos “pejes gordos”, quienes por demás no son precisamente los más gordos.

· LA RAÍZ DEL DESINFLE DEL SAINETE.

Pero lo más importante es ir a la raíz de esa determinación maliciosa.

La palabra clave para lograrlo es chantaje.

Chantaje eficaz, poder chantajista muy efectivo porque -como en este caso- existen complicidades y responsabilidades delictivas mayores a nivel superior, en el mismísimo Palacio Nacional.

Ángel Rondón es un lobista de operaciones mafiosas con demasiado secretos y medios probatorios en su maletín; todos peligrosos para el status legal de Hipólito Mejía, Leonel Fernández y Danilo Medina (incluidas sus comparsas palaciegas y empresarios preferidos)

Es claro que si tiran a Rondón al pozo, lo obligan a delatar. Y en tales circunstancias los tres recientes inquilinos de la “silla de alfileres” la pasarían muy mal.

Igual acontecería con el Gato que Rúa, pieza clave del cártel de la construcción y de la nomenclatura morada: Secretario de Finanzas del consorcio político-económico, ministro de obras públicas y alcancía de Leonel. Portador, por tanto, de secretos mortales para ambos capos peledianos.

Ese poder de chantaje también lo puso en libertad.

En fin, la podredumbre es tan tal que todos/as los/as involucrados en delitos de Estado están obligados a apostar a la impunidad global y ejercer la solidaridad mafiosa, hasta que logremos dinamitar el blindaje.

Claro está, pues, que si no los bajamos del gobierno y del poder -algo solo posible con un despliegue impresionante de la democracia de calle- no hay posibilidad de trancarlos de verdad y para siempre.

Y si en verdad se ha demostrado que están robando y matando, muchos/as nos preguntamos ¿que esperamos para decidirnos, como pueblo verde, a sacarlos del poder con una mayor y más diversa presión de calle?

(PORTAL: z101digital.com, isaconde.com, facebook narcisoisa), entrega del 19.11.2017)

Comentarios

Comentarios