RSS
27 Jun 2016

COMUNICADO

Author: Narciso Isa Conde | Filed under: Tiro al Blanco

ANTE EL ACUERDO DE DESARME DE LAS FARC-EP EN LAS NEGOCIACIONES PAZ CON EL GOBIERNO COLOMBIANO

 

Farc epEn el ejercicio de nuestra política internacionalista, si de un conjunto de iniciativas solidarias nos sentimos orgullosos a nivel continental, una de ellas ha sido nuestro relacionamiento con la insurgencia colombiana y el respaldo mutuo entre nuestro Movimiento Caamañista-MC y las Fuerzas Armadas de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

El MC ha coincidido con las FARC-EP en cuestiones fundamentales a lo largo de sus duros combates armados contra el régimen anti-popular y anti-nacional impuesto desde hace décadas en ese hermano país suramericano. Igualmente las ha acompañado en los últimos tres años, en sus loables esfuerzos por conquistar una paz digna y justa.

Hemos cultivado así intensas relaciones bilaterales y fructíferas vínculos multilaterales en el seno del Movimiento Continental Bolivariano-MCB, del cual ambas organizaciones formamos partes; compartiendo múltiples iniciativas revolucionarias y enconadas confrontaciones con nuestros respectivos Estados y gobiernos, con las clases opresoras y el dominio imperial a escala latino-caribeña y mundial.

El antiimperialismo, el anti-capitalismo, el socialismo y los ideales comunistas han sólidos sido referentes de nuestra unidad desde una visión internacionalista y una propuesta bolivariana de PATRIA GRANDE liberada y socialismo.

Tales principios son para nosotros/as inconmovibles y habrán de seguir rigiendo siempre nuestra inquebrantable amistad con esa fuerza transformadora.

Desde esa indeclinable e histórica relación de solidaridad y colaboración con las FARC-EP hoy nos sentimos en el deber -en aras de la franqueza y sinceridad que nos caracteriza en el tratamiento de los temas que atañen a ambas organizaciones- expresar con el respeto y la consideración merecida, nuestra diferencia con lo concertado entre esa heroica organización político-militar y el gobierno colombiano en materia de dejación y entrega de sus armas como condición previa para construir la paz.

La diferencia a la que hacemos referencia, pese a su relevancia, no altera esa valiosa y necesaria relación de solidaridad y fraternidad política con las FARC-EP, las izquierdas y las fuerzas democráticas colombianas.

Esta ha sido asumida serenamente desde la necesaria diversidad revolucionaria y se fundamenta en una convicción que siempre estuvo planteada entre ambas organizaciones y en la que coincidimos hasta tanto las FARC-EP comenzaron, por sus propias reflexiones y requerimientos, a introducir variaciones en su posicionamiento frente a esa vertiente específica de la agenda que se debatía en los DIALOGOS DE PAZ de LA HABANA y que ahora ha sido expresada formalmente en ocasión del anuncio del ACUERDO DEL CESE AL FUEGO Y HOSTILIDADES. BILATERAL Y DEFINITIVO y de la publicación de los consensos alcanzados en la mesa común.

El MC ha entendido riesgoso el desarme de las FARC-EP en las presentes condiciones de Colombia y en el actual contexto internacional y mundial, sin que por ello neguemos en lo más mínimo la importancia de construir la paz y el valor de su talentoso empeño en esa dirección; sin que rechacemos el cese bilateral al fuego y el no empleo de las armas en la confrontación política venidera de cara a un progresivo y necesario combate político institucional y extra-institucional que procure rescatar la democracia, la soberanía y la justicia social en esa hermana nación. Incluso consideramos, que con el paso de los días, por lo que acontece en nuestra América y el mundo, esos riesgos han aumentado.

Vale enfatizar que en nuestro caso, objetar ese desarme en los términos y plazos acordados, no equivale a oponerse al proceso hacia una paz digna y justa, sino todo lo contrario.

Más bien procura evitar mayores desequilibrios que afecten la posibilidad de una paz duradera, acompañada de conquistas democráticas significativas; desequilibrios que amplíen la capacidad de maniobra de un régimen tramposo, que precaricen la seguridad de las guerrillas desmovilizadas y faciliten los nefastos planes imperialistas en Colombia y en países vecinos, dada la hipertrofia y criminalidad de las fuerzas armadas regulares de ese país y la fuerte presencia militar directa de EEUU (siete bases militares, asesores y toda una maquinaria de guerra), todavía no revertidas, y examinadas las consecuencias negativas que ha tenido el desarme unilateral en anteriores experiencias colombianas y continentales.

Nunca hemos sido partidarios/as de devolverle a Estados con esas características el monopolio sobre las armas, luego de que ese monopolio haya sido resquebrajado por la lucha de los pueblos.

Las FARC han construido el ejército popular, las fuerzas armadas irregulares más importantes de Nuestra América y entendemos que rol de ese ejército guerrillero a favor de la democracia, la soberanía y la justicia social todavía no se ha agotado en esta etapa de transición; aunque para construir y consolidar la paz, en este periodo posterior al cese de hostilidades sea prudente, conveniente y necesario silenciar los fusiles al compás del cumplimiento de todos los acuerdos concertados en los demás puntos de la agenda; los cuales han sido respaldados por el MC y el MCB.

Las FARC-EP, por demás, juegan indirectamente un papel disuasivo de los planes de agresión colombo-estadunidenses contra los procesos democráticos y reformadores de Venezuela y Ecuador, país limítrofe; más necesario que nunca antes en este periodo de avance de la contra-ofensiva reaccionaria en el Continente a cargo de EEUU y fuerzas aliadas.

Por todo eso, y esperanzado de que nuestra sincera reflexión sea bien recibida y ponderada por la fuerzas revolucionarias y transformadoras de Colombia, hacemos sentir nuestra voz de alerta con la autoridad de quienes siempre hemos desafiado los riegos de una solidaridad consecuente y sin límites para con ese pueblo y su heroica insurgencia.

¡HONORES A FRANCIS CAAMAÑO Y A MANUEL MARULANDA!

¡EN BOLÍVAR y EN EL CHE NOS ECONTRAMOS TODOS/AS!

¡PATRIA GRANDE, PODER POPULAR Y NUEVO SOCIALISMO!

Por la CORDINACIÓN CENTRAL DE MOVIMIENTO CAAMAÑISTA-MC:

Narciso Isa Conde, Raúl Guerrero, Félix Tejeda y Rafael Félix

Tags: , , , , , ,

Comentarios

Comentarios